tumores cutáneos no melanoma

 

El carcinoma basocelularbes el tipo de cáncer cutáneo no melanoma más frecuente en la práctica clínica y es debido a la intesa exposición solar a lo largo de la vida. Se suma el efecto acumulativo de la exposición al sol durante años a aquellos episodios ocasionales de exposición intensa con quemaduras solares.

 

Se trata de una lesión que aparece desde las células basales de la epidermis.

 

La edad de aparición es mucho mayor en edad adulta avanzada o ancianos pero cada vez es más común el tratar a personas en la década de los veinte o treinta años.

 

Puede tener aspecto de bultoma rosado o perlado o como una lesión de color marrón, negra o azul. Otras veces aparece como una mancha plana escamosa y rojiza o incluso confundirse con una pequeña cicatriz. Ante la duda es siempre mejor buscar consejo profesional.

 

Puede tener un crecimiento local pero no da metástasis a distancia. A pesar de ello puede aumentar su tamaño considerablemente y llegar a ser bastante disfigurante ya que a mayor tamaño de tumor, mayor extensión de la cirugía.

 

Cualquier persona está expuesta pero aquellos con piel clara, cabello rubio o pelirrojo y color de ojos azul, verde o gris son más susceptibles. Tambien se habla de una tendencia hereditaria.

Las zonas comúnmente más afectadas son la cara, orejas, cero cabelludo, cuello, hombros y espalda.

 

El diagnóstico se confirma a través de la biopsia.

 

Tiene el problema de que puede recurrir o reaparecer, sobre todo los del cuero cabelludo y nariz.

 

El tratamiento dependerá de las características del paciente, edad, localización, tamaño y tipo de tumor.

Existen opciones de tratamiento médico pero al requerir una biopsia previa es habitual recurrir a la extirpación quirúrgica simple en la que se reseca la parte afectada  y se envía a anatomía patológica para confirmación del diagnóstico, así se hacen los dos procedimientos en uno. Esta técnica requiere extirpar la lesión añadiendo un borde de piel normal suficiente para garantizar que los márgenes queden libres de tumor.

Otra técnica especializada es la cirugía de Mohs que se realiza en tumores grandes, recurrentes, que no se marcan facilmente o para ciertas zonas del cuerpo.