14 enero, 2016

Cirugía de la mano

Cirugía de la manoLa cirugía de la mano esta englobada dentro del apartado de cirugía reconstructiva en nuestra especialidad. Es una cirugía muy especializada ya que la mano es un miembro compuesto por estructuras finamente equilibradas que realizan funciones cruciales en nuestras vidas. Se requiere formación en microcirugía (como la que tiene el Dr Villafañe) para poder resolver de forma óptima gran mayoría de las patologías que le afectan.

La cantidad de problemas que pueden ocurrir son de muy variada índole (traumáticos, genéticos, degenerativos o tumorales) pero los que menciono a continuación son los más consultados.

Traumatismos de la mano: pueden ser por causas domésticas, deportivas y sobre todo laborales. Estas últimas tienen un gran impacto económico por las bajas e incapacidades laborales que conllevan.

Afectan sobre todo a personas jóvenes en edad laboral. Por este motivo es primordial la prontitud en realizar la cirugía inicial ya que así mejoran los resultados y disminuyen las secuelas.

Dentro de este apartado se incluyen :

  • Lesiones vasculares (son las más urgentes)
  • Lesiones tendinosas
  • Lesiones nerviosas
  • Lesiones óseas

Sindrome de túnel Carpiano: Se trata de la afectación de un corredor que existe en la cara anterior o flexora de la muñeca, por el pasan los tendones que flexionan la mano y el nervio mediano. Cuando por algún motivo aumenta la presión en dicho túnel se producen síntomas derivados de dicha compresión.

Enfermedad de Dupuytren: Consiste en un engrosamiento de la piel de la palma de la mano, se puede convertir en un bulto duro o banda gruesa que hace que con el tiempo se contraigan los dedos hacia la palma de la mano, disminuyendo su funcionalidad

 

En otro post posterior me detendré a describir todas ellas con mas detalle.

Es muy importante recalcar que la rehabilitación posterior a la cirugía es crucial para el resultado final con lo se deben seguir las instrucciones de los rehabilitadores a rajatabla.

En relación con los traumatismos de la mano ya hemos publicado con anterioridad un post informativo sobre como actuar ante una amputación de un dedo.

31 enero, 2012

Exitoso microrreimplante de dedo realizado por el Dr. Villafañe

El Dr. Óscar Villafañe

Los microrreimplantes de dedo, cuanto más distales son más difíciles, pero el resultado es mucho mejor.

Hemos realizado un microreimplante de dedo índice a un trabajador de 30 años que sufrió un accidente laboral. Como consecuencia de éste tuvo amputación completa de parte de la falange distal del dedo índice.

Probablemente un microreimplante tan distal no se haya realizado nunca en la historia de navarra, ya que a ese nivel los vasos para anastomosar (unir) son muy pequeños.

Las arterias de los dedos van por la parte de la palma (volar) y las venas van por la parte dorsal.

En este paciente, cuyo corte no fue muy limpio ya que fue por caída de varios miles de kilos de peso, tenia además la dificultad técnica, que al ser a nivel de donde nace la uña, no tenia venas en la zona dorsal y hubo que buscar con el microscopio al máximo aumento una vena diminuta también de la cara volar del dedo.

La amputación fue a nivel de media falange distal y a nivel de donde empieza la uña.

El resultado funcional ha sido muy bueno, ya que la amputación fue más distal a la articulación y distal a la inserción del tendón flexor.

Aunque la parte amputada es muy pequeña,1,5 cm. si el microreimplante no hubiera ido bien hubiera hecho falta recortar toda la falange distal para cerrar la herida, con lo que hubiera perdido fuerza (perdida tendón flexor profundo) y quedaría un resultado antiestético, debido a un dedo corto y sin uña.

En este tipo de microreimplantes distales, la dificultad técnica es extrema y requiere ser realizada por expertos en microcirugía, pero creemos que hay que intentarlo, ya que si van bien el resultado es muy bueno y se recupera la funcionalidad del dedo casi en su totalidad.

2 junio, 2009

Cómo actuar ante una amputación

Ante un accidente con amputación lo más habitual es ponerse nervioso, tanto el amputado como la gente que tiene a su alrededor. Es por esto por lo que creo interesante explicaros qué hacer ante una situación así.

Aunque sé que es difícil mantener la calma en un momento así, es muy importante actuar con sentido común. Un dedo no tiene músculo, por lo que puede reimplantarse hasta pasadas 24 horas si se mantiene a 4 grados.

La mejor manera de mantener el dedo en buen estado es recubrirlo con una gasa limpia (a ser posible estéril) mojada con suero, esto se introduce en una bolsa de plástico cerrada y todo esto se envuelve en otra bolsa con hielos (así se mantiene a 4 grados y el hielo no está en contacto directo con el dedo amputado).

Esta sería la forma más idónea para conservar un dedo, pero no siempre se tiene gasas ni suero a mano. En estos casos envolved el dedo en un paño o tela lo más limpio posible y a cambio de suero, utilizad agua.

Parte del éxito del reimplante es la correcta conservación del miembro amputado, pero también hay otros factores importantes como puede ser el tipo de corte de la amputación, es decir que sea un corte limpio, una amputación tipo guillotina siempre es mejor que otra más traumática.

Aunque parezca extraño, cuanto más distal es la amputación el resultado es mucho mejor (técnicamente es más difícil, pero el resultado funcional es mejor). Es preferible cuando la amputación es distal a la inserción del tendón flexor superficial.

En mi opinión, en amputaciones distales merece la pena intentar un reimplante, se puede realizar con anestesia local, introducir el microscopio e intentar la unión. Si esto es posible, en dos o tres horas, que es la duración de la intervención, se consigue un resultado funcional y estético mucho mejor que el muñón.


© 2014 Blog sobre cirugía plástica y estética | iKon Wordpress Theme | Powered by Wordpress

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Más información.

ACEPTAR